Lipoescultura HD

La liposucción, también conocida como lipoplastia, remueve el exceso de tejido adiposo, dándole una nueva forma al contorno corporal y creando un aspecto más delgado. Este procedimiento puede realizarse de manera propia, pero también puede combinarse con otras intervenciones tales como la cirugía de abdomen o abdominoplastía. Cabe mencionar que no es un tratamiento efectivo en contra de la celulitis o el sobrepeso.

Los candidatos a una liposucción deben estar saludables y tener relativamente un buen estado físico, tener una piel firme y elástica y un buen tono muscular, y estar dentro del 30% de su peso ideal y al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, es posible que se experimente algo de dolor, hinchazón y hematoma después de realizarlo.