Abdominoplastía – Lipectomía

La lipectomía o abdominoplastía, remueve la piel suelta, los depósitos de grasa y las estrías de la región abdominal que son provocadas por factores tales como embarazos múltiples, piel floja, pérdida sustancial de peso, etc.

No debe considerarse este procedimiento como un tratamiento para la obesidad ni como una excusa para dejar de tener una buena alimentación o hacer ejercicio. Los candidatos a una abdominoplastia deben estar sanas y tener un estado físico relativamente bueno. Los futuros embarazos y los cambios sustanciales de peso después de que se realice esta intervención, pueden disminuir la efectividad y los resultados.

Abdominoplastía Completa

Abdominoplastía Parcial