Restauración Facial

La restauración facial, también conocida como “lifting” o ritidectomía, es el procedimiento que permitirá rejuvenecer el aspecto de tu rostro mediante la eliminación de la piel sobrante y remodelando los músculos de la cara y cuello. Los resultados que se esperan con este procedimiento es que el rostro y cuello tengan una apariencia más lisa, para darle una apariencia más fresca y juvenil y tienen una duración de 5 a 10 años.

Es un procedimiento correctivo en donde los resultados finales se aprecian al cabo de varios meses después de que se realiza, las cicatrices serán permanentes, pero normalmente se ocultan bien dentro de la línea de nacimiento del cabello. A pesar de que un rejuvenecimiento facial no detendrá el proceso de envejecimiento, tu rostro dará la impresión de tener 10 años menos logrando que luzcas y te sientas más joven.