Malformaciones Congénitas

El labio leporino y paladar hendido son malformaciones congénitas que están presentes desde el nacimientos.Curiosamente ambas afecciones, se presentan de forma más común en varones que en mujeres.

Los reparación del labio leporino, se puede llevar a cabo una vez que el niño/a pesa 10 kg. o cuando su condición médica lo permita. Para el caso del paladar hendido, la reparación debe realizarse antes de los dos años, principalmente entre los 9 meses y el año y medio; siendo una cirugía más complicada técnicamente y teniendo como objetivo reparar el paladar para un adecuado desarrollo del habla y alimentación.