Los implantes de glúteos son colocados en personas que presentan falta de volumen en la región glútea desde el nacimiento, o que a través del tiempo presentan pérdida de volumen por subir y bajar de peso, por accidentes o secuelas de materiales inyectables indeseables.

Esta cirugía se puede combinar con liposucción de espalda, cintura y extremidades inferiores, esto con el objetivo de obtener una mejor silueta del área y es necesario como mínimo una noche de hospitalización después de la cirugía y se tiene que estar en reposo 10 días, acostado boca abajo o de lado.